Editorial.- La lealtad en modo Política

«En días de pruebas, el ser humano saca su verdadera esencia».

La política es un oficio, por así llamarle, hermoso, apasionante y constructivo. Algunos actores de esta, corren por ella guíado por la convicción de sus principios, otros por sus necesidades y/o anhelos.

Es el ejercicio de la política que nos moldea para la misma, en un mundo interno que parecería paralelo al mundo exterior, algo que sin dudas, podría entenderse como justificación básica para actuar de una manera en política y de otra en lo ajeno a ella.

Pero, lo que nos ocupa en estas líneas es analizar, a modo de resúmen, ¿qué es la lealtad, como término acuñado al ejercicio político?

En política lo que se entiende por convicción, apoyo y seguimiento a un proyecto, equipo o candidato, es lo que envuelve la palabra lealtad.

Ahora, en esta nueva coyuntura, está, si se quiere, condicionada a «lo que hicieron o no por mi», algo que choca -léase bien- choca con las diferentes situaciones de cada quién, aunque haya muchas «coincidencias» de condiciones.

El debate ahora trasciende lo que nos une, para hacernos enfrentar una cuestionante que podría dividirnos de acuerdo a la realidad o necesidad de cada quien: ¿Qué tan leal eres a tus convicciones de ayer frente a los desafíos de esta nueva realidad?

Una respuesta que debería cada quien a si mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!